dilluns, 4 d’abril de 2016

Celebra el 8 de abril con GuanyemSAB: exposición, concierto y cena

El viernes 8 de abril, fiesta de la segregación de SAB, en la C/Turia, 13 tendremos exposición de Voesía Pisual del artista local Fernando Costa y la presentación y concierto de El Perseguidor de Melodías, el guitarrista Rafa Botella. Y luego cena de hermandad de sobaquillo...
¿Te acercas a disfrutar todo eso con nosotros? #FemPoble



VOESÍA PISUAL de Fernando Costa

La poesía visual (voesía pisual para el creador, tal como titula su exposición, y que demuestra su disortografía disléxica profunda en su devenir artístico, que, a mi entender, mejora sus resultados en la misma medida que perturba al observador mínimamente avispado) es, en manos de su autor, un discurso humorístico/artístico. Sus poemas requieren un mínimo de atención para hacer saltar de inmediato la chispa que hace dibujar una sonrisa en el conocimiento, pues sus proyecciones son certeras, rápidas y claras, sin ningún atisbo de duda en su comprensión. Los manejos de la paradoja, lo inusual, lo surreal exponen una decisión manifiesta de utilizar el humor como hilo conductor de toda la exposición.

La palabra y la imagen, juntas o por separado, son construcciones poéticas que a través de las imágenes, las grafías, o los pensamientos meramente simplistas pero eficaces, recogen el estado imaginario del autor en la confección de su realidad enroscada en las significaciones dadaístas y surrealistas de principios del siglo XX.

No existe abstracción en su obra, es la concreción pura de diversos elementos que se unen para mostrar una imagen distorsionada de la realidad meridiana ordinaria con la que nos tropezamos a diario, y cuyo resultado es una bocanada de aire fresco en este proceloso mundo del arte conceptual. Porque siempre, siempre, en sus obras, existe un camino al que nos lleva sin remedio al terreno fantástico de la imaginación y de la irrealidad que nos gustaría vivir o albergar en nuestra vida cotidiana.

Las ideas son moldeables en las manos del artista, hasta conseguir ese fogonazo útil, efímero y locuaz que nos hace pensar que la vida en manos del artista es mucho más sabrosa que la que, muchos de nosotros, utiliza a diario en sus negociaciones cotidianas. El abanico de posibilidades de los poemas de Fernando Costa, es tan amplio como espectadores/lectores tienen sus poemas. Es fabuloso pensar que un pequeño texto, una simple imagen contraída por la incidencia de otra bien distinta, pueden abonar el pensamiento hasta llevarlo a una rotonda intelectual con diversas salidas.

La exposición “Voesía Pisual”, es un jardín de mil flores sustentada por un mismo tallo. La surrealidad de un autor que maneja la ironía, el sarcasmo y la paradoja con la misma habilidad que el orfebre engarza las piedras preciosas. Sus poemas son precisos, por cuanto estudiándolos, nos damos cuenta de que desde su partida tan sólo pueden acabar en el punto por él elegido.

Esta exposición no dejará a nadie impávido o indiferente. Les recomiendo que la “lean” con el interés propio del que podría leer sus mismas contradicciones.

El perseguidor de Melodías, Rafa Botella, guitarrista



0 comentarios:

Publica un comentari a l'entrada

Danos tu opinión. Evita hacerlo como Anónimo y pon tu nombre. Pero conserva las mínimas reglas de respeto y educación. Informaciones que afecten a la intimidad de las personas serán retenidas y/o retiradas. Plataforma no se hace responsable de las opiniones emitidas.
Gracias por colaborar y participar.