dimarts, 4 de setembre de 2012

La CV-35 a oscuras


Foto de Las Provincias

Alcaldes de municipios afectados han protestado públicamente y han pedido que se reactive la iluminación de las vías y las rotondas afectadas. No nos consta que el de nuestro pueblo se haya quejado de la situación, pero a la ciudadanía de San Antonio también nos afecta.
La Generalitat activó esta medida el pasado 30 de julio y las previsiones apuntan a que el «ahorro anual en la CV-35 oscilará entre los 120.000 y los 150.000 euros», calculan desde el departamento dirigido por Isabel Bonig. Pero lo cierto es que con la oscuridad aumenta el riesgo en la transitada vía y que los ciudadanos pagamos con los impuestos más de 50.000 € diarios como “peaje en la sombra” con lo que el ahorro eléctrico no parece significativo comparado con el dispendio de su adjudicación privada por 450 millones de euros durante 35 años.
En agosto la luz solar se da durante muchas horas pero en otoño,
 y más cuando cambien la hora, los usuarios nos encontraremos con oscuridad matutina y vespertina, posiblemente a las horas de mayor tránsito. ¿Aumentarán los accidentes? ¿El ahorro eléctrico será un gasto en caso de accidente entre policías, grúas y hospitales? ¿Es esta una prioridad de ahorro?

Nadie discute que la iluminación de las carreteras aumenta la seguridad y aún pudiendo entender las causas del apagón no podemos dejar recordar que el tercer carril se inauguró en julio de 2008, con sus sistemas de control e información y radares incorporados. Esta vía la explota una empresa privada mediante el sistema de “peaje en la sombra” por la que les pagamos con nuestros impuestos casi 13 millones de euros anuales por la obra que hicieron del tercer carril e instalaciones. Ahora resulta que no podemos mantener el servicio de lo construido hace poco y hay que apagar las farolas.

La concesión fue otorgada por la Generalitat Valenciana en 2005 por un plazo de 35 años. La concesionaria percibe un canon anual de la Administración valenciana en función del tráfico anual de los distintos tramos de la carretera. El canon diario que puede llegar a cobrar la empresa: entre 51.000 y 61.000 euros, si se multiplica por los 98.000 vehículos de media circulando al día. No obstante, la cantidad de vehículos que transitan por la CV-35 es variable: desde Valencia al Parque Albán, en Burjassot, circulan cada día unos 125.000 coches; de Paterna hasta el enlace con la A-7 unos 93.000; y desde este último tramo hasta l'Eliana 73.000, según datos de 2007.

0 comentarios:

Publica un comentari a l'entrada

Danos tu opinión. Evita hacerlo como Anónimo y pon tu nombre. Pero conserva las mínimas reglas de respeto y educación. Informaciones que afecten a la intimidad de las personas serán retenidas y/o retiradas. Plataforma no se hace responsable de las opiniones emitidas.
Gracias por colaborar y participar.