dijous, 4 de desembre de 2014

El Tomicus acaba con 30.000 pinos. Aquí también tenemos, atentos.

La masa arbórea de pinos está sufriendo un plaga de insectos perforadores, "barrenillo" (Tomicus destruens, Orthotomicus erosus, Ips sexdentatus).
Casa de la Juventud.
En el pasado Pleno solicitamos se adoptaran medidas para poner en conocimiento de la población cómo actuar si detectan un caso en sus pinos, así como solicitar a la Generalitat el coste del tratamiento. El PP se negó a debatir y votar la moción.
Sabemos que los servicios municipales están actuando en los espacios públicos, pero queremos ir más allá para que la vecindad sepa cómo detectar y actuar frente esta plaga. Hay determinadas soluciones que se pueden adoptar.
#GuanyemSAB para el medio ambiente.



La afección es desigual, dependiendo de zonas. Pero en la Comunitat ya van 30.000 ejemplares muertos. Ante ello, la única opción de parar esta fulminante plaga es tomar las medidas técnicas disponibles, ya que durante este otoño e invierno irán saliendo de los árboles afectados (pinos que amarillean) muchos miles de insectos adultos que irán a parasitar a árboles sanos aunque debilitados, que a fecha de hoy son la inmensa mayoría dada la fuerte sequía que padecemos y la innegable afección que sobre la vegetación causan los elevados niveles de ozono troposférico presentes en la Comarca desde hace años, constatado por las estaciones de la Contaminación Atmosférica de la comarca.

Nuestro pueblo no está incluido en la relación de municipios en los que es obligatorio el tratamiento por un Decreto de la Generalitat, pero sí lo están municipios vecinos o cercanos como Bétera, Ribarroja, Villamarxant, Náquera, Serra…. Lo cierto es que en nuestro municipio se están detectando casos. Sabemos que el Ayuntamiento está actuando en la Casa de la Juventud donde hay 7 ejemplares afectados y en los parques públicos. Y la ciudadanía lo valora pero debemos adoptar la mejor garantía para minimizar el riesgo para la masa arbórea de nuestro municipio, poca pero fundamental para la calidad de vida de vecinos y vecinas.

Adoptar medidas preventivas pasa por colocar trampas con feromonas para la captura de insectos adultos. Además la sequía es una de las causas de la extensión de esta plaga porque la falta de agua minora la secreción de resina del pino y la resina es la defensa natural contra el tomicus. Regar los pinos también podría ayudar a luchar preventivamente.

Y es que contra la plaga debemos actuar también en la prevención. Y somos conscientes de que el tratamiento y la prevención tienen un coste. Pero ese coste debiera recaer en la administración de la que sea "competencia propia", la Generalitat, ya que la disminución presupuestaria y la falta de recursos humanos han dejado en evidencia el sistema de control y vigilancia de plagas. Teniendo que actuar cuando la plaga ya está incontrolada.


0 comentarios:

Publica un comentari a l'entrada

Danos tu opinión. Evita hacerlo como Anónimo y pon tu nombre. Pero conserva las mínimas reglas de respeto y educación. Informaciones que afecten a la intimidad de las personas serán retenidas y/o retiradas. Plataforma no se hace responsable de las opiniones emitidas.
Gracias por colaborar y participar.