diumenge, 3 de novembre de 2013

Democracia en la era digital

Entendemos por democracia  a la doctrina política en favor del sistema de gobierno en que el pueblo ejerce la soberanía mediante la elección libre de sus dirigentes. 

Esto, con el paso del tiempo, parece que se ha convertido en algo parecido a "vota y calla durante 4 años, hasta que puedas volver a votar". Pero este sistema democrático de participación indirecta, a través de nuestros representantes, puede y debe mejorarse.

No se trata de volver a una democracia directa, sólo viable en ámbitos muy reducidos (concejos abiertos en municipios con menos de 100 habitantes). Se trata de aplicar las tecnologías actuales al sistema democrático, impulsando la participación ciudadana en todos los niveles. 

En muchos países ya se están implantando. Los ciudadanos pueden opinar en cualquier momento sobre cualquier cosa que les afecte con su firma electrónica. No son consultas vinculantes en muchos casos, pero supone un avance en la participación ciudadana.

Incluso a nivel del Parlamento Europeo en la llamada Iniciativa Ciudadana Europea se contempla la posibilidad de apoyar una iniciativa a través de Internet.

Es la llamada Democracia 4.0, democracia líquida, o democracia con delegación de voto revocable. Nombres que tienen en común que los ciudadanos estamos detrás de nuestros representantes, opinando, participando, en cada una de las decisiones que ellos toman en nuestro nombre.

Es un sistema en el que cualquier ciudadano tiene la posibilidad de votar por Internet cada decisión del parlamento y realizar propuestas. También puede ser representante virtual, mediante la publicación de su intención de voto en nombre del partido político o corriente de opinión a la que representa.
No es necesario esperar 4 años para cambiar de representantes. El voto delegado puede recuperarse en cualquier momento:
  • para votar una decisión puntual en la que se quiere participar directamente
  • para tomar parte activa en el parlamento virtual, votando en cada decisión
  • para delegar en otro representante
Iniciativas como Congreso Transparente empiezan a aplicar estos principios en la vida política española, en concreto, en el Congreso de los Diputados. 

Según sus promotores, Compromís-EQUO, "La ciudadanía reclama dejar de ser un actor pasivo cuya participación política se reduce a votar cada cuatro años, y demanda no solo controlar la acción política, sino participar de forma activa en la toma de decisiones. Desde Compromis-EQUO defendemos una democracia más participativa y permanente porque estamos convencidos de que otra forma de hacer política y de ejercer un cargo público es posible. Y porque creemos que la democracia representativa no puede ser un cheque en blanco y que es posible avanzar hacia una democracia de más calidad canalizando los intereses de la ciudadanía de forma directa. Y vamos a demostrarlo llevándola a la práctica también en el Congreso a través de nuestro diputado Joan Baldoví".

El reto será extender estas iniciativas a todos los ámbitos de la vida política española, incluyendo el nivel municipal. Desde Plataforma estamos estudiando detenidamente todos los mecanismos participativos posibles.

0 comentarios:

Publica un comentari a l'entrada

Danos tu opinión. Evita hacerlo como Anónimo y pon tu nombre. Pero conserva las mínimas reglas de respeto y educación. Informaciones que afecten a la intimidad de las personas serán retenidas y/o retiradas. Plataforma no se hace responsable de las opiniones emitidas.
Gracias por colaborar y participar.