dilluns, 9 de setembre de 2013

Comienza el curso con peores condiciones.

El Alcalde y la Consellera.
En SAB los niños estudian en prefabricados y en aulas masificadas, y ningún responsable da plazos para las posibles soluciones.
El curso arranca con 779.922 alumnos en centros sostenidos con fondos públicos, 4.143 más que el año pasado. Por contra, el profesorado en la enseñanza pública y concertada se ha reducido casi un 2 %, pues la plantilla para el curso 2013/2014 está compuesta por 1.272 menos que hace un año. La concertada gana más de 5.000 escolares mientras la pública pierde unos 2.000. 
Esto obedece a la línea ideológica de los Populares ya que en el Presupuesto de la GV las partidas a educación concertada aumentan año tras año significativamente. ¿Pretenden restar calidad a la educación pública y derivar al alumnado a la privada concertada? 

Analizando el Presupuesto de la Generalitat Valenciana para educación.

El gobierno de SAB y la Consellera.
Hay menos profesorado, con peores posibilidades de formación, que trabajan más horas, atendiendo a más alumnado y con peores condiciones laborales. 
Estos hechos inciden directamente en la calidad de la educación que recibe el alumnado, al que se le están robando sus posibilidades de acceso a una educación de calidad que es el único instrumento de equiparación social real con el que debería contar, porque es un derecho fundamental, toda la población.

El recorte en educación pública, debe ser entendido como un ataque a un modelo de redistribución de riqueza, de equiparación de situaciones desiguales y la potenciación de desigualdades sociales hurtando las posibilidades de formarse a quienes más lo necesitan porque no pueden dotárselas con sus recursos.

Sobresale sin embargo el aumento en las ayudas a los centros concertados en todas las etapas (especialmente en las postobligatorias), que llega a ser de más del 70% en el caso del Bachillerato concertado.

Destaca en este programa el importante aumento de la ayuda a la concertada en un año de recortes generalizados. Las partidas dedicadas a Ayudas alumnado centros concertados que imparten GM y GS pasan en conjunto de 38 a 45 millones de euros.

El caso del Bachillerato es aun más llamativo. Ayudas alumnado centros concertados que imparten bachillerato aumenta un 71%, pasando de 22 a 38 millones de euros. Desde la concertación de la secundaria postobligatoria Conselleria d’Educació lleva presupuestados en esas líneas más de 200.000.000 €.

También aumenta, en el mismo sentido, la dotación de la línea Ayudas alumnado centros concertados y acogidos a convenios, una subida de 13.500.000 €, prácticamente un 6%.

Uno de los mayores recortes lo sufre, como siempre, un capítulo social: la línea Comedores escolares pasa de 5.400.000€ a 1.700.000€; un recorte del 70% que afecta directamente a las familias. Este caso es especialmente sangrante si examinamos la evolución histórica de la línea: si en 2010 estaba dotada con 8.455.000 €, y en 2011 se vio reducida a 5.495.750 €, congelados en 2012, vemos cómo este año ha quedado reducida a la quinta parte de lo que era hace 3 años.

El curso arranca con 4.143 alumnos más y 1.272 docentes menos

La falta de oportunidades de trabajo dispara entre un 8 y un 7 % el alumnado de Formación Profesional y de los módulos para los estudiantes que suspenden la ESO - La concertada gana más de 5.000 escolares mientras la pública pierde unos 2.000.

0 comentarios:

Publica un comentari a l'entrada

Danos tu opinión. Evita hacerlo como Anónimo y pon tu nombre. Pero conserva las mínimas reglas de respeto y educación. Informaciones que afecten a la intimidad de las personas serán retenidas y/o retiradas. Plataforma no se hace responsable de las opiniones emitidas.
Gracias por colaborar y participar.